viernes, 12 de junio de 2009

LITERATURA LIGHT



Me enferma demasiado salir a tomar café con personas que su noción y fundamento de literatura se reduzca a libros de autoayuda y superación personal. Ayer hablando con una amiga me contó su hazaña más reciente, mientras estuvo resfriada, había leído seis libros, seis de Cuatémoc Sánchez y dos de Miguel Ángel Cornejo, ocho libros en tres días y como, los mismos, la habían “marcado” en su nuevo enfoque hacia la vida. La verdad, creo esperaba una voz de aliento o un aplauso de pie, pero no pude evitar lanzar una carcajada, medio disimulada, pero carcajada al fin y al cabo.

Escucharla resumir a grandes rasgos los libros, empezando por Juventud en Éxtasis, hizo que me perdiera casi instantáneamente en la charla poniendo piloto automático, en un momento dado analicé la posibilidad de sacarme un brazo y ahorcarme con el, empecé a contar hasta cien, despacito, muy despacito para no dormir o hacer preguntas, no hubiera sido que se emocione más de la cuenta y salte al resumen de Cornejo.

Repudio hasta el hastío esa clase de libros, incluidos la saga de Chocolate caliente para el alma o Vitaminas para el alma, la gente que los lee infla el pecho y los cuenta y grita que son maravillosos, así como cuando la gallina cacarea y uno se pregunta si en vez de huevo ha colocado un asteroide y se emocionan casi hasta las lágrimas. Escupo sus conocimientos, vomito sin el menor asco sus enseñanzas o moralejas, desprecio hasta el cansancio a los creadores de dichos textos.

En una sociedad como la nuestra, cada uno es responsable por lo que lee, no hay que echar la culpa a los padres, amigos, profesores y menos a la sociedad de nuestros errores, el empute debe ser con nosotros mismos, sobre nuestros gustos y preferencias. Bien está el dicho “dime que lees y te diré quien eres”.

A esta amiga que vive en La Paz y que de seguro ha de leer estas líneas, quisiera pedirle disculpas desde el alma por las frases vertidas, pero no puedo, sin embargo y para que vea el cariño que le tengo la invito muy cordialmente (algo poco frecuente en mi) a que visite mi casa en La Paz o mi departamento aquí en Santa Cruz cuando tenga tiempo y le regalaré un libro (quizás dos, si no me sacude por estas líneas) de mi incipiente biblioteca, así en nuestra próxima charla de café podamos hablar de algo que no sea tan light.

Por el momento voy leyendo tres libros, una manía muy propia, no puedo leer un libro a la vez, Los vivos y los muertos de Edmundo Paz Soldán, Conductas erráticas – Primera antología boliviana de no ficción (una recopilación de Maximiliano Barrientos y Liliana Colanzi) y El futuro no es nuestro (una antología de cuentos de la Nueva Narrativa Latinoamericana – del peruano Diego Trelles Paz ).

Bueno, perdón si herí alguna sensibilidad por ahí.

12 comentarios:

Wiskani dijo...

La verdad estamos en una crisis de lectura, ya casi nadie lee y los que leen en su mayoría leen huevadas...asi que ni que hacerle, cada uno sabe con que alimentar la cabeza.

Cecy dijo...

Que te disculpe tu amiga, a mi los libros de autoayuda se quedan en los estantes de las librerias, ni siquiera me detengo a mirarlos, pero bueno cada uno rige su lectura como mas le plazca, si le hace bien, no esta mal quie lo lea.
Yo prefiero otro tipo de lectura, por lo pronto ahora quiero un poco mas de tiempo para leer.

Je.

Besos. (hay que andar de puntillas con el asesino) :)

Lilyth dijo...

Como he tenido muchas amistades que leen este tipo de libros y no puedo andar vomitando en la vía pública cada vez que me comentan el cambio personal que ha creado esa literatura en ellos, he decidido pensar que son libros para una mentalidad pre-adolescente, cuando necesitas creer que el mundo es un lugar agradable y que solo necesita buenas intenciones para cambiar (dicho sea de paso que si te arrepientes todos tus pecados serán perdonados)Con esa gente no hablo de libros si intentan comentarme algo sobre el tema paso olimpicamente y seguro ellos piensan "pobre, es que no lee" jajajajajaj

Vania B. dijo...

Lo mismo pienso yo, y trato de cerrar el pico para no herir sensibilidades, pero me sentí plenamente identificada con vos. Yo no estoy leyendo mucho últimamente, pero ganas no me faltan.

Mis amigas de colegio, con las que me veo una vez al mes, comparten libros de Autoayuda, sí , lo juro. Hace poco estaban leyendo no sé qué sonsera y una se compra el libro y le fotocopia a la otra (no me estoy haciendo la chistosa). A mí ni intentan ofrecerme el libraco de turno porque saben que no me interesa. Punto. Como tampoco ir a bailar a boliches donde tocan villera, reguetón, etc (a ellas les fascina). Todas tienen una habilidad: una hace macramé, otra, bellezas en goma eva y la tercera cocina delicioso. Yo? yo bien gracias, ni cocino, ni tejo ni hago huevaditas en goma Eva. Una es fanática de Chayanne (por favor mátenme) y la otra fanática de Luis Miguel (una patada al hígado). Por suerte la tercera es fan de Ceratti. En fin, son mis amigas aunque no tengamos NADA en común.

Un abrazo asesino, Asesino.

Janeth dijo...

Bueno, amigo Gustavo, la verdad es que entre gustos y colores no se ha escrito nada, cuando voy al mercado y veo a las cholitas vendedoras de fruta, verduras, leyendo el periodico "Extra", digo para mi, mas bien que leen, por lo menos leen, eso me da gusto, se que el periodico es de quinta, pero igual es lectura y esta bien que se lo lea.
Al igual que los libros de autoayuda no son de mis predilectos, aunque a veces me he leido uno que otro.
un abrazo fuerte
Janeth

InSaNe! dijo...

jaaaaaa
yo recuerdo que esos libros los lei cuando tenia 11 años xD jajaja

Yo creo que parte las "lecturas light" sirven para relajarnos un cacho, pero cambiarte la vida? naah.. eso es pura mierda.

Bueh.. los dos ultimos libros que lei fueron "discurso sobre las ciencias y el arte" de Rousseau muy interesante el libro.. y el otro que estoy terminando de leer es "un dialogo sobre el poder" de Foucault.. (ultimamente estoy leyendo mucho a este tipo). Y nose.. yoo siempre leo un libro a la vez por costumbre, cada uno tiene su forma de leer.

bueno ^-^ jejeje me gusto tu post.. de cierta forma me siento identificada contigo en este aspecto.

Saludos!

Asesino_De_Leyendas dijo...

Wiskani: Bienvenido al blog, cada vez más gente lee basura, pero bueno, cuestión de gustos. Un abrazo

Cecy: ja! de puntillas? tienen que pasar por mi lado flotando... digo, pa que no los sienta y pasen desapercibidos. Un beso

Vania: mirá q se fotocopien esa clase de libros ya es el colmo, será cierto? ya postearé algo sobre la música y mi fatal presencia en un concierto de Wisin y Yandel o no sé que diablos, una tortura china.

Asesino_De_Leyendas dijo...

Janeth: es cierto, a nada mejor es leer esos libros, pero bueno, siempre se puede mejorar. Yo también leí hace tiempazo uno que otro de ellos y por eso digo que no es lo más recomendable, pero bueno, sobre gustos y colores...
Un beso querida amiga

InSaNe: ah bueno, Rousseau ya son palabras mayores. Otro buen libro es La República, pero bueno, esos quedaron en mi época de cole con monjas alemanas, ja! qué tiempos aquellos. Saludos grandes (mmhh)

Apolo dijo...

Hermano muy cierto lo que dices, mucha tele y cosas muy sencillas de leer, yo leo pero, no tantos, debe ser porque soy chiquito, pero yo prefiero una partida de ajedrez y armada y desarmada de un cubo que al fin logre decifrarlo, rompe cocos realmente, el que quiere leer que lea lo que sea al fin y al cabo depende de cada uno. Buen Blog. No comenté el anterior post porque me hubieras hecho mierda.
Un abrazo

Asesino_De_Leyendas dijo...

Apolo: ah bueno el ajedrez compensa y más cuando juegas "partidas a ciegas" como hacemos con un amigo. ja! quien sabe si hubieras comentado, quien sabe, un abrazo

Lucybel dijo...

Esa es diplomacia pura! (mis respetos)

No se que hubiera hecho yo si hubiera estado en tu situación, presumo que sería la típica salida femenina (que nunca falla), es decir: ir al baño, llamar a una amiga y pedirle por favor me llame en cinco minutos diciendome que se encuentra desconsolada y que precisa de mi INMEDIATAMENTE!.

mmmmm, aunque quien sabe y la amiga (ya que se leyó todos los libros de autoayuda) se sienta una especie de erudita en ayudar a los demás y quiera acompañarme! (glup!)

Mejor al estilo Lucybel: Flaquita: No me llevé tu queso, no ando en extasis ni demás macanas asi que... a otra Lucybel con esos libros!!!!

Asesino_De_Leyendas dijo...

Ja!, las mujeres tienen sus códigos secretos, tienen su porpio Código da Vinci, tienen cada salida, al menos cuando quieres hacer escape o fuga masiva.

Mi jefe me ha regalado el libro "quien se ha llevado mi queso", yo le regalé, la saga "yo me he llevado tu queso". No me habló un par de días.

Un beso