miércoles, 24 de junio de 2009

CONDUCTAS ERRÁTICAS - LOS VIVOS Y LOS MUERTOS


Conductas erráticas
Primera antología boliviana de no-ficción
Selección y prólogo a cargo de Maximiliano Barrientos y Liliana Colanzi
Santillana de Ediciones S.A., 2009
Páginas: 309

Relatos que muestran lo más profundo de la experiencia humana, reuniendo textos que van de lo político al sentimiento personal, de lo social a lo cotidiano.

Destacan sin lugar a dudas Muestrario de guerra: literatura y vida de Rodrigo Hasbún, Planetas errantes de Maximiliano Barrientos, El Sur en el Sur de Edmundo Paz Soldán, Todas las fiestas del mañana de Liliana Colanzi y 85 de Giovanna Rivero Santa Cruz, sin desmerecer el resto de los relatos.

La seriedad, el uso del lenguaje y la descripción sobria, consistente así como una visión por demás llamativa son las que impera en los relatos de Hasbún y Barrientos, los miedos y dudas de Paz Soldán, el día a día y la vida cotidiana en Colanzi, el abrir de ojos y el inicio de “ser mujer” de Rivero Santa Cruz deleitan los ojos, hacen que el tiempo permanezca colgando y uno se pierda en una lectura por demás interesante. Wilmer Urrelo con Ya nada de esa tierna infancia pone la cereza a la torta.

Recomendable en la literatura nacional





Los vivos y los muertos
Edmundo Paz Soldán
Santillana de Ediciones S.A., 2009
Páginas: 206

Sin lugar a dudas un libro que bien puede ser llevado a la pantalla grande por su relato, estética, trama y diálogo, interno y externo, de sus personajes. Original en su desarrollo y basado en un hecho de la vida real, para la cual Edmundo Paz Soldán tuvo que recopilar recortes de prensa, realizar algunas entrevistas y documentar el caso.

Los habitantes de Madison experimentan una nueva forma de ver la vida, sería mejor decirlo: ver la muerte. Amanda, Tim, Jem, Daniel, Rhonda, Sr. Webb, Junior, todos a su vez tienen algo que contar, algo que decir desde un punto de vista más que personal, vivencial.

Sin lugar a dudas una gran novela que analiza el pensar de la juventud norteamericana pero que bien pudiera ser nuestra, sus deseos, gustos, valores, la forma de enfrentarse a una realidad, ante el día a día y ante la pérdida de amigos que los consume, de secretos y negaciones familiares.

Con el toque clásico de Paz Soldán, sin lugar a dudas una novela recomendable.



3 comentarios:

Cecy dijo...

Mirá que confio en ti o sea en tu recomendación.
Asi que si vengo como asesina serial, atenete a las consecuencias.

jajaja

Besos

Asesino_De_Leyendas dijo...

CEcy: ja! son buenos libros Edmundo Paz Soldán ya es bastante conocido y tiene muy buenos libros, en particular éste no me ha gustado del todo, pero está en la línea q maneja... muchos asesinatos, muchas excusas, mucha sangre, mucha locura.

Un beso

Sor Camélida dijo...

YAY!! Ese de Edmundo Paz Soldán es el último que compré!! (Compré dos en la feria del libro); ese y uno de Fuguet: "Por favor, rebobinar" (excelente).

Todavía no he comenzado el del "Mono" (Edmundo), pero muero de ganas!! Buhh malditos exámenes, pasen de una vez!

Ahora estoy leyendo algo light: "Vaginario" I (creo que hay dos)? De la boliviana Paola Senseve... hmm hay cuentos buenos, lamentablemente, -no la mayoría-.
Ché, Asesino... no llegaste a entender mi cuento de Sinestesia... buhh, bueno, en todo caso, celebro todos los puntos de vista vertidos en lo que escribo, gracias x el comentario =)